Pon un libro documentado y de sensibilidad exquisita, que “selecciona e ilustra cómo escribieron la guerra y la violencia pensadores, poetas y escritores que las vivieron”, el catedrático mexicano Enrique Díaz Álvarez fue elegido ganador de la edición 49 del Premio Anagrama de Ensayo, por el título La palabra que aparece. El testimonio como acto de supervivencia.

Se trata de una obra que “enseña, además, que hubo guerras en las que faltaban narradores cuando los cuerpos muertos llenaban las calles, ahora que hay tantos narradores que cuesta ver las guerras”, en palabras de Remedios Zafra, una de las integrantes del jurado, complementado con Jordi Gracia, Pau Luque, Daniel Rico y la editora Silvia Sesé.

En el ensayo se profundiza en episodios cruentos de la historia: desde la guerra de Troya, la Conquista de México, la Guerra Civil española y la Segunda Guerra Mundial —con Hiroshima y el Holocausto—, hasta los modernos conflictos que se libran con drones o los combates menos convencionales, como la llamada “guerra contra el narco”, en México, a través de los cuales vincula relatos y fragmentos de vidas concretas y para pensar las formas actuales de violencia.

De acuerdo con Pau Luque, a través de este ensayo Enrique Díaz Álvarez recorre el pasado y el presente de las calamidades en Europa y en México “para alertarnos de que la fascinación literaria e intelectual que sentimos por los vencedores puede llegar a ser, en sí misma, otra calamidad”. “En La palabra que aparece, traza, con sentido de la responsabilidad y prosa exacta, un triángulo compuesto por los vértices de la palabra, el testimonio y la vulnerabilidad para sugerirnos por qué la historia que merece ser contada es la historia de los vencidos, la vida de los frágiles. Un ensayo con aires de clásico para lidiar con las nubes del presente”.

Catedrático de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la unam, ha sido titular de la Cátedra Nelson Mandela de Derechos Humanos en las Artes de la unam.

La palabra que aparece. El testimonio como acto de supervivencia fue seleccionado de entre 150 originales —procedentes de 15 países— que respondieron a la convocatoria. Como finalista quedó Una filosofía del miedo, de Bernat Castany Prado.